Albus Dumbledore

Publicidad

La historia de Albus Dumbledore, el famoso director de Hogwarts y uno de los mejores magos de toda la historia del mundo mágico

Albus Percival Wulfric Brian Dumbledore era hijo de Kendra y Percival Dumbledore en ningún momento durante los siete libros de Harry Potter se nos indica en qué año nació, sólo sabemos que al final del siglo XX ya era muy anciano, aún así sabemos que, según Wizarding World, su nacimiento se sitúa en el año 1881 por lo que llegó a vivir un total de 116 años.

Albus tenía un hermano tres años menor llamado Aberforth y una hermana cuatro años menor llamada Ariana, la familia creció y vivió en un pueblo llamado Mould on the Wold. Vivían felices y sin ningún incidente pero cuando Albus tuvo 10 años tres chicos muggles vieron a Ariana emplear la magia y como no pudieron hacer lo mismo que hacia ella, se enojaron y la atacaron.

Ariana quedó destrozada y como consecuencia desarrolló un profundo miedo a emplear la magia, no quería usarla pero tampoco podía liberarse de ella, de modo que la magia se le quedó dentro y la enloqueció, explotando cuando no conseguía controlarla. Su padre Percival salió en búsqueda de esos tres canallas muggles y los agredió de forma tan feroz que lo encerraron hasta su muerte en la prisión de Azkaban.

La historia de Albus Dumbledore
Familia de Albus Dumbledore

Kendra, la madre de Albus, decidió esconder a Ariana porque si el Ministerio de Magia se enteraba en lo que se había convertido la encerrarían para siempre en el Hospital San Mungo, de modo que se mudaron de casa y fueron a vivir a un pueblo llamado Godric’s Hollow. Para aquel entonces Albus empezó su primer año en el Colegio Hogwarts, en ningún momento en los libros se nos indica a que casa perteneció aunque Wizarding World nos indica que Albus estaba en la Casa de Gryffindor.

La agresión de su padre había sido muy divulgada en el mundo mágico de modo que cuando llegó al colegio, Albus poseía una notoriedad en absoluto deseada. Muchos creían que su padre odiaba a los muggles y que en consecuencia también Albus los odiaba pero estaban muy equivocados, porque él no los odiaba sino que además con su decidido apoyo a los derechos de los “no magos” se ganaría muchos enemigos en los años posteriores.

Por suerte su propia fama no tardo en eclipsar la de su padre, al final de su primer curso ya se le consideraba el alumno más brillante que jamás había existido en Hogwarts, ayudaba a sus amigos en todo lo que podía tanto en magia como en palabras de ánimo y así descubrió que lo más le gustaba era enseñar, no sólo gano todos los premios importantes del colegio sino que pronto estableció una correspondencia regular con los personajes del mundo mágico más destacados de la época entre ellos Nicolas Flamel, Bathilda Bagshot y Adalbert Waffling.

La historia de Albus Dumbledore
Hospital San Mungo

Así mismo varios trabajos suyo fueron incluidos en publicaciones especializadas, su carrera prometía ser meteórica y lo único que quedaba por saber era cuando se convertiría en Ministro de Magia. Siete años después cuando terminó los estudios, Albus estaba cubierto de gloria, había sido Prefecto, ganador del Premio Anual y del premio Barnabus Finkley de hechizos excepcionales, representante de las juventudes británicas del Wizengamot y medalla de oro por su contribución al congreso internacional de alquimia de El Cairo.

Muchísimas décadas después, una de sus examinadoras recordaría que en los éxtasis de transformaciones y encantamientos, Albus ya demostró un talento inigualable haciendo cosas con la varita que jamás se habían visto. Terminado sus años en Hogwarts planeó hacer la entonces tradicional vuelta al mundo con uno de sus mejores amigos, Elphias Doge pero en la víspera de su viaje ocurrió una tragedia.

Ariana con catorce años, tuvo uno de sus ataques de magia descontrolados y su madre murió mientras trataba de calmarla. El choque de semejante noticia fue brutal, Albus amaba a sus padres y sus hermanos pero se sentía resentido, era consciente que era un mago brillante y su deseo era escapar de las ataduras de su familia y alcanzar la gloria. Cuando su madre murió se vio obligado a cuidar a su hermano y a su hermana enferma, volviendo a Godric’s Hollow lleno de rabia y amargura.

La historia de Albus Dumbledore
Ariana Dumbledore, hermana de Albus Dumbledore

Aberforth se ofreció a dejar el colegio Hogwarts y quedarse cuidando de Ariana pero Albus no se lo permitió porque quería que su hermano terminará sus estudios de modo que decidió cuidarla por su cuenta, durante las primeras semanas lo hizo bien a pesar de que sentía atrapado y desperdiciado, fue entonces cuando a su vida llegó Gellert Grindelwald.

Grindelwald era un chico que había sido expulsado del Instituto Durmstrang y se encontró con Albus de casualidad en Godric’s Hollow, no tardaron en iniciar una estrecha amistad puesto que la inteligencia y habilidad de Grindelwald estaban a la talla de las de Albus. Grindelwald compartió con él una serie de ideas que le atrajeron mucho, los muggles serían sometidos, los magos gobernarían y Grindelwald y él serían los líderes de la revolución.

Albus sabía que no estaba bien pero calmaba su consciencia diciéndose que sería lo mejor para todos y detrás de todos sus planes estaban las Reliquias de la Muerte, la fabula de los tres hermanos había causado un gran impacto en Albus cuando era un niño y ambos estaban fascinados por el poder que les otorgarían. En particular Albus deseaba la piedra de la resurrección para poder resucitar a sus padres y que así le pudieran liberar de la responsabilidad de cuidar a sus hermanos.

La historia de Albus Dumbledore
La fábula de los tres hermanos

Durante dos meses Albus estuvo con Grindelwald elaborando sueños crueles y desatendiendo a los dos únicos familiares que le quedaban hasta que un día Aberforth le dijo la verdad a la cara, que no podría emprender la búsqueda de las reliquias mientras tuviera que cuidar de Ariana. La discusión terminó en pelea y al final Grindelwald perdió el control y le hizo la maldición Cruciatus a Aberforth, Albus trató de impedirlo, los tres sacaron sus varitas y se batieron en duelo hasta que de pronto vieron a Ariana muerta en el suelo producto de aquel triple combate.

Grindelwald se marchó de inmediato y Albus tuvo que enterrar a su hermana y aprender a vivir con el sentimiento de culpa, de desprecio y con un terrible dolor, el precio por su deshonrosa conducta. En el funeral Aberforth lo culpó de la muerte de Ariana y le rompió la nariz, la cuál él no quiso curarse y llevaría torcida por el resto de su vida.

Pero la verdad sobre la muerte de Ariana se mantuvo en secreto y no pasaron muchos años hasta que le ofrecieron el cargo de Ministro de Magia de Gran Bretaña, no una vez sino varias. Para 1954 ya se lo habían ofrecido tres veces pero Dumbledore siempre lo rechazó porque se había demostrado así mismo que no sabía manejar el poder, se dio cuenta que el poder era su debilidad y su tentación de modo que decidió dar clases como profesor de transformaciones en Hogwarts donde resultaría menos peligroso.

La historia de Albus Dumbledore
Muerte de Ariana Dumbledore

Pero mientras él se negaba a gobernar, Grindelwald reunía su ejercito. Con los años se convirtió en el primer mago tenebroso que había existido hasta la fecha y Dumbledore le temía, no por su poder, sino por que temía la verdad, la verdad sobre quién de los tres había matado a Ariana.

Por ese motivo Dumbledore fue retrasando su enfrentamiento por varios años hasta que al final el mundo mágico le rogó que interviniera porque Grindelwald parecía imparable y sólo él era lo suficientemente hábil como para enfrentarlo. Así fue que en el año 1945, Dumbledore se presentó ante Grindelwald, los dos viejos amigos se batieron en un duelo legendario, años después se diría que ningún duelo puede compararse con aquel que ambos libraron y sus consecuencias para el mundo mágico se consideraron un punto de inflexión para la historia de la magia. Y al final del duelo Dumbledore consiguió vencerlo y quitarle la varita de saúco, una de las tres reliquias de la muerte.

Dumbledore ya era importante antes de aquel duelo pero después de derrotar a Grindelwald su fama alcanzó limites insospechados, continuó logrando logros docentes como el descubrimiento de las doce aplicaciones de la sangre de dragón o su trabajo en alquimia con su compañero Nicolas Flamel y a pesar de haber cesado en su búsqueda del poder pertenecía a la Orden de Merlín primera clase y tenía los títulos de Gran Hechicero, Jefe de los magos de Wizengamot y Jefe supremo de la Confederación Internacional de Magos, en conclusión Dumbledore era considerado por casi todo el mundo como el mago más grande de su tiempo.

La historia de Albus Dumbledore
Albus Dumbledore vs Gellert Grindelwald

Entre sus características físicas destacaba su gran altura su cabello largo y ondulado de color castaño rojizo caoba, tenía los ojos azules claros y brillantes que se centelleaban detrás de unas gafas cristal de media luna, con una nariz muy larga y torcida, su patronus era un fénix y de hecho tenía un fénix propio llamado Fawkes, su mermelada favorita era la de frambuesa y tenía una caligrafía pulcra y estilizada.

Era de común sabido que sus aficiones eran la música de cámara, los bolos y era de capaz de realizar un encantamiento desilusionador tan potente que se podía volver perfectamente invisible sin necesidad de ninguna capa de invisibilidad. Además era un hombre confiable, que creía en las segundas oportunidades, capaz de ver siempre lo mejor dentro de cada persona y cabe destacar que Rowling en una entrevista dijo que Albus era homosexual, aunque en los libros no hay ninguna referencia sobre ello.

Mientras Grindelwald aún ejercía su reinado de terror, un joven mago llegó a Hogwarts, se trataba de Tom Riddle, a quién el propio Dumbledore fue a recoger al orfanato cuando tenía once años, el resto de profesores adoraban al muchacho pero no Dumbledore que siempre se mostró vigilante.

La historia de Albus Dumbledore
Albus Dumbledore y su fénix Fawkes

Fue durante aquellas fechas que la cámara secreta fue abierta por primera vez y aunque  Rubeus Hagrid fue culpado ello, en realidad Dumbledore sospechó de Tom y empezó a vigilarlo más de cerca, cuando Tom terminó sus estudios se dedicó a viajar y volvió a aparecer hasta muchos años después de la caída de Grindelwald.

Cuando Tom Riddle volvió fue a ver a Dumbledore quién en aquel momento era ya director de Hogwarts y le pidió un empleo como profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras sin embargo Dumbledore lo rechazó y Tom se fue. En el año 1970, Tom Riddle, ahora llamado Lord Voldemort, empezó lo que fue conocida como la Primera Guerra Mágica.

La guerra se prolongo durante once largos años, tiempos oscuros en los que no se sabía en quien confiar, a los que se oponían a Voldemort los mataban de maneras horribles y uno de los pocos lugares que permanecieron seguros era Hogwarts. Eso fue así gracias a la constante presencia de Dumbledore como director, puesto que él era el único mago a quién Voldemort temía y jamás tuvo valor para atacar el colegio y enfrentarlo.

La historia de Albus Dumbledore
Albus Dumbledore y Tom Riddle

Por su lado, Dumbledore luchó incansablemente contra Voldemort, era uno de los únicos magos que se atrevía a pronunciar el nombre de su enemigo abiertamente y fundo la Orden del Fénix que sería el organismo principal contra los mortífagos, se pasó muchos años recabando toda la información posible sobre Lord Voldemort y hasta logró deducir que Voldemort había dividido su alma en Horrocrux, aunque no podía estar ciento por ciento seguro de ello, paralelamente siguió con sus deberes como director

En 1981, Sybill Trelawney, en una entrevista para profesora hizo la profecía sobre el destino final de su enemigo, Severus Snape lo oyó de casualidad y se lo contó a Lord Voldemort. Cuando Voldemort le dijo Snape que atacaría a Harry Potter, Snape fue a ver a Dumbledore en secreto, así fue que Dumbledore alertó inmediatamente a James y Lily Potter.

Les aconsejó que hicieran el encantamiento fidelio con él cual no serían encontrados a no ser que sean traicionados, el propio Dumbledore se ofreció como guardador de los secretos pero James le dijo que no sería necesario porque se lo pediría a su amigo Sirius Black, por desgracia Sirius le dijo a James que usara a Peter Pettigrew y Peter los traicionó.

La historia de Albus Dumbledore
Albus Dumbledore y Severus Snape

Voldemort pudo atacarlos sin problemas matando a James y a Lily pero sorprendetemente fue incapaz de matar a Harry y Voldemort desapareció. Entonces Dumbledore tomó las riendas del asunto y se ocupó del futuro de Harry valiéndose del hechizo protector que hizo Lily, invocó magia muy antigua para asegurarse que no sufriría daño mientras se hallaba en casa de sus parientes donde ni siquiera Voldemort pudiera tocarlo.

Durante los siguientes años se mantuvo como director de Hogwarts, convirtiéndose de hecho en el mejor director que el colegio pudo haber tenido. Los años le alcanzaron y se volvió un anciano alto y delgado con el pelo y la barba plateados, tan largos que había podido sujetarlos con el cinturón pero aún así siguieron pidiéndole que sea el Ministro de Magia de Gran Bretaña cosa que Dumbledore siguió rechazando y cuando Cornelius Fudge se hizo con el cargo empezó a mandarle lechuzas a diario pidiéndole consejos sobre lo que debía hacer pero Dumbledore al contrario de muchos magos y brujas, entendía que Voldemort no se había ido para siempre sino que algún día retornaría.

Confiando en la redención de Severus Snape lo acepto como profesor y espero pacientemente hasta que diez años después Harry Potter empezó sus estudios, Dumbledore sabía que debía decirle que Harry era el elegido de la profecía pero no quiso ponerle más presión y responsabilidades de modo que no le dijo nada, aún así siguió con gran interés todo lo que hacía porque de alguna manera Dumbledore parecía saber todo lo que ocurría en el colegio y siempre ayudo a Harry y a sus amigos.

La historia de Albus Dumbledore
Albus Dumbledore y Harry Potter de bebé

Al curso siguiente, el colegio estuvo a punto de cerrar por culpa de los incidentes con la cámara secreta y Lucius Malfoy reunió bajo amenazas las doce firmas necesarias del colegio escolar para la expulsión de Dumbledore, el director se vio obligado a dimitir. Aunque cuando Ginny Weasley desapareció y se le dio por muerta, Dumbledore recibió una petición de once de los doce miembros para que volviera como director.

Entonces ocurrió algo sorprendente, Harry le contó como funcionaba el diario de Tom Riddle y Dumbledore en seguida se dio cuenta que ello era la prueba definitiva de que Voldemort había hecho uno o varios horrocruxes. Durante la primera guerra ya había reunido mucha información sobre su enemigo y a partir de ese momento Dumbledore se dedicó a recabar toda la que le faltaba y a visitar los lugares en los que el propio Voldemort había estado.

El tiempo pasó y Albus empezó a sospechar del regreso de Lord Voldemort cosa que se confirmó cuando el propio Harry le contó lo que había ocurrido en el cementerio, entonces por las palabras que Voldemort había usado delante de sus mortífagos, Albus pudo confirmar que no había hecho solo un horrocruxes sino más de uno.

La historia de Albus Dumbledore
Diario de Tom Riddle

Desgraciadamente, el ministro Fudge nunca creyó que Voldemort había vuelto y Dumbledore tuvo que romper los lazos con él, reunió a los antiguos miembros de la Orden del Fénix una hora después de que Harry avisará que Voldemort había vuelto, envió a Hagrid y a Madame Olympe Maxime para traer a los gigantes a su bando y empezó a dirigir la Orden pero Fudge siendo un estúpido no paraba de ponerle trabas enviando a Dolores Umbridge para que lo controlará.

A mediados del curso siguiente trataron de detener a Dumbledore y llevarlo a Azkaban, aunque el director los derrotó a todos y escapó. Cuando Harry fue al ministerio, Dumbledore capturó a todos los mortífagos excepto a Bellatrix Lestrange y se enfrentó a Voldemort en persona, el duelo entre ambos fue magnifico probablemente el mejor duelo que se ha descrito en los siete libros de la saga de Harry Potter pero terminó de forma abrupta cuando Voldemort huyó porque venían todos los aurores del ministerio.

Pocos días después y gracias a la información recopilada y a sus intensos viajes, Dumbledore encontró el anillo de Sorvolo Gaunt, uno de los horrocruxes de Voldemort, sin embargo vio que el anillo tenía la piedra de la resurrección, otra de las tres reliquias de la muerte y al verlo Dumbledore perdió la cabeza, olvidó que el anillo era un horrocrux y por un instante creyó que estaba a punto de volver a Ariana y a sus padres y decirles cuanto lo lamentaba, de modo que se puso el anillo en la mano y aquello fue su perdición.

La historia de Albus Dumbledore
Anillo de Morvolo Gaunt

Como es normal, el anillo llevaba una maldición y Dumbledore podría haber muerto pero por suerte Severus Snape consiguió detener la maldición de manera temporal, la mano le quedó negra como chamuscada y la maldición se fue extendiendo, Snape calculó que tenía sólo un año antes de que perdiera la vida.

Y a pesar de recibir semejante noticia Dumbledore no entró en pánico sino que se mantuvo sereno, inteligente y le pidió a Snape que se encargará de su muerte por tres motivos, para que Voldemort confiará aún más, para salvar el alma de Draco Mayfold y evitar que la varita de saúco tuviera un nuevo usuario.

Dumbledore se dedicó ese año a seguir buscando horrocruxes al mismo tiempo que instruía y legaba en Harry todo el conocimiento que él tenía, trajo a Horace Slugorn al colegio para que Harry pudiera sacarle un recuerdo sobre el número de horrocruxes que Voldemort había hecho, gracias al cual Dumbledore pudo saber que además del anillo y el diario aún debían destruir la copa de Helga Hufflepuff, el guardapelo de Salazar Slytherin, Nagini y algo de Godric Gryffindor o Rowena Ravenclaw.

La historia de Albus Dumbledore
Maldición del anillo de Marvolo Gaunt

Hasta el final del curso, Dumbledore fue con Harry hasta el lago donde estaba escondido el guardapelo de Slytherin y al beber la poción maligna creyó ver a Grindelwald torturando a Aberforth y a Ariana y suplicó que no les hiciera daño pero nada de eso era real. Cuando Harry lo trajo de vuelta a Hogwarts encontraron el castillo atacado por los mortífagos y ahí finalmente Severus Snape obedeció sus propias órdenes y lo asesinó.

Sin embargo, su memoria no murió con él porque aún estando muerto Dumbledore fue una pieza esencial en la caída de Voldemort, lego en su testamento las claves para Ron, Hermione y Harry; mediante su cuadro en Hogwarts pudo dar las instrucciones a Snape para que los ayudará. Sólo Dumbledore entendió el vinculo entre las varitas de Harry y Voldemort, sólo él entendió que Harry era un horrocrux y sólo él entendió que Voldemort provocaría la resurrección de Harry de manera indirecta y gracias a todo ello, Lord Voldemort pudo ser finalmente derrotado.

Albus Dumbledore estaba muerto pero su recuerdo se mantuvo vivo eternamente en un cuadro en el colegio Hogwarts y además su legado permaneció junto al de Snape, en el hijo de Harry Potter que fue llamado Albus Severus en honor a los dos magos.

La historia de Albus Dumbledore
Muerte de Albus Dumbledore